El anticongelante: Imprescindible en invierno

anticongelante
18/11/2022
Publicado por: Grupo Talauto

Próximos a que llegue el invierno y con el inicio del descenso considerable de las temperaturas, te damos algunos consejos sobre el uso del anticongelante que debes usar a partir de ahora. 

El anticongelante es un líquido capaz de mantener sus propiedades a temperaturas muy bajas. Los productores añaden este compuesto a otros líquidos, como la gasolina o el diésel, para evitar que se congelen cuando hace demasiado frío. También lo añaden al agua del circuito de refrigeración del motor del coche, para lograr que este siga funcionando incluso a temperaturas extremas.

 

La importancia del anticongelante en los coches

El sistema de refrigeración es imprescindible para que el motor del coche funcione adecuadamente y no se queme. Se trata de un circuito cerrado a través del cual discurre el agua para enfriar el motor. Sin embargo, como el agua se congela a cero grados, es imprescindible añadir un elemento anticongelante ya que si el agua se convirtiese en hielo, además de no cumplir su función de refrigeración, al aumentar su volumen también podría romper el circuito.

Para evitar estos problemas se solía recurrir al metanol pero debido a su tendencia a evaporarse, en la actualidad se utiliza el etilenglicol, que resiste hasta 30 ºC bajo cero. Los anticongelantes que podemos encontrar en el mercado suelen contener etilenglicol en agua destilada y una serie de aditivos que mejoran la fluidez y limpian los conductos del sistema de refrigeración, alargando así su vida útil.

 

¿Cuándo es necesario cambiar el anticongelante?

El circuito de refrigeración es hermético por lo que no debería haber fugas. Aún así, cada cierto tiempo debes cerciorarte de que el nivel de líquido no se encuentra por debajo del mínimo indicado. Lo usual es que el tanque del líquido anticongelante sea transparente y tenga dos marcas, una indica el máximo y otra el mínimo. Así podrás ver rápidamente si necesitas añadir más anticongelante.

 Ten en cuenta que lo usual es que este líquido tenga un color rosa, verde o azul. Si notas que tiene un color marrón, es probable que el radiador necesite una limpieza o que haya aceite en el depósito, lo cual puede indicar que necesitas cambiar alguna junta.

 Además de esta revisión periódica, se recomienda cambiar el anticongelante aproximadamente cada dos años o cada 40.000 kilómetros. Esto se debe a que este líquido va perdiendo sus propiedades con el paso del tiempo y debido a la acción de los ácidos que se originan durante el proceso de combustión. Por tanto, si te sorprenden las bajas temperaturas y el anticongelante es muy viejo, es probable que termines con trozos de hielo en el conducto de refrigeración y que se dañen tanto el termostato como el radiador.

 

 

¿Qué anticongelante comprar?

Actualmente existen muchos tipos de anticongelantes pero uno de los factores más importantes a la hora de elegir es el punto de congelación, que debe adaptarse a las características de la zona donde vives. También hay anticongelantes que tienen propiedades corrosivas para evitar que la formación de óxido pueda obstruir el circuito de refrigeración, así como con propiedades anti-incrustantes para impedir la deposición de las sales.

 En los últimos años también se están comercializando anticongelantes orgánicos. Al contener más aditivos, son mucho más eficaces que los anticongelantes inorgánicos y también más duraderos. Además, son más respetuosos con el medio ambiente y protegen mejor contra la formación de burbujas.

 

Si tienes dudas sobre qué tipo de anticongelante es el más indicado para tu vehículo, llámanos para que te podamos aconsejar y ayudar. https://grupotalauto.com/