Cómo aprobar el examen práctico de conducir: recomendaciones y consejos

BLOG_TALAUTO
11/11/2022
Publicado por: Grupo Talauto

Cómo aprobar el examen práctico de conducir: recomendaciones y consejos

 

Obtener el carnet de conducir es abrir la puerta a un mundo de libertad único. Poder conducir tu coche te permite poder ir donde quieras, cuando quieras. Sin embargo, obtener la licencia de conducir no es algo sencillo. Requiere de unos trámites, mucho estudio, paciencia y aprobar dos exámenes: uno teórico y otro práctico. Al primero no podemos echarte una mano, sólo podrás sacarlo a base de hincar los codos, pero al segundo sí. Desde aquí te vamos a dar unos consejos para aprobar el examen práctico de conducir. Ya verás como no es tan difícil.

¿Cuándo puedo presentarme al examen práctico?

Como ya te hemos adelantado, antes de tener el permiso de conducir la Dirección General de Tráfico te obliga a aprobar dos pruebas. La primera de todas es la parte teórica. Se trata de un examen tipo test que consta de 30 preguntas con tres opciones diferentes. Para conseguir el apto no debemos exceder de los tres fallos, de lo contrario tendremos que repetir el examen hasta obtener el aprobado.

Una vez hayamos aprobado el examen teórico de conducir podremos presentarnos al práctico. Una prueba de circulación bajo la supervisión de un examinador de la DGT. Antes de ello tendrás que obtener un informe positivo de aptitud psicofísica, para conseguirlo tendrás que acudir a un centro de reconocimiento autorizado. Su vigencia es de 90 días, por lo que tendrás que presentarte al examen antes de que caduque. Tras esto ya lo tienes todo para presentarte a la prueba práctica. Es entonces cuando llega la parte más complicada.

Antes de seguir con esta serie de consejos y trucos debes saber que la DGT no establece un número mínimo de clases prácticas antes de poder presentarte a la prueba de circulación. Sin embargo, lo más recomendable es dar al menos cinco clases para que puedas comprender la mecánica y el funcionamiento de la prueba. Tampoco se establece un número máximo, así que depende de ti y de tu profesor de autoescuela determinar cuándo estás listo para presentarte al momento crucial.

Consejos para aprobar el examen práctico de conducir

Cuando te sientas confiado al volante, y tu profesor de autoescuela vea que estás listo es el momento ideal para acudir a la cita con la Dirección General de Tráfico. Todos los conductores hemos pasado por eso, así que sabemos los nervios y las dudas que surgen antes de montarnos en el coche. Lo más importante es estar tranquilo y sobre todo atento a las indicaciones del examinador.

Comprobaciones antes del examen

El examen empieza mucho antes de ponernos tras el volante. Antes de subirte al coche repasa mentalmente todo lo que has aprendido en la autoescuela. Procura no abusar de bebidas con cafeína que pueden excitarnos en exceso, ni tampoco de bebidas relajantes o diuréticas que actúen en el momento más inoportuno. Descansa bien, acude a la cita despejado y tendrás mucho ganado. Ya en el coche sigue la rutina de procedimientos aprendida en la autoescuela. Estos son los puntos que debes configurar y revisar:

Luces

Cinturón

Asiento

Espejos retrovisores (no te olvides del interior)

Freno de mano

Llave de contacto

Palanca de cambio

Consejos durante el examen práctico

No hay dos exámenes iguales, por lo que no te podemos dar un estándar de pruebas o dificultades a las que te vas a presentar. Depende del examinador, del día, del recorrido, del coche e incluso del estado de ánimo. Sin embargo, sí podemos darte una serie de consejos prácticos básicos que nunca debes olvidar.

Posición al volante: Es muy importante que ajustes el asiento y el volante. No te olvides de colocar correctamente las manos en el volante, y agarra la dirección siempre con las dos manos.

Maniobras y señalizaciones: Como ya habrás podido aprender durante las clases prácticas, es fundamental indicar cada maniobra que vayamos a realizar. Los intermitentes son el único aviso que tienen los otros conductores para saber qué vas a hacer, y los examinadores de la DGT son muy estrictos al respecto.

Vigila la velocidad: El examinador siempre se sienta en el asiento trasero derecho, por lo que puede ver perfectamente la velocidad a la que circulas. Ya sabes que cada vía tiene su propio límite, ajústate a él o un poco por debajo, y nunca, en ninguna circunstancia excedas el límite.

Señales de tráfico: Los examinadores nos ponen trampas durante la prueba. Pueden indicar que hagas un giro ante una calle prohibida o que tomes una dirección no permitida. Fíjate siempre en las señales y realiza la operación siempre que esté permitida y, por supuesto, señalízala correctamente con los intermitentes.

Motor: Aunque la prueba se realiza casi siempre en circulación, también pueden pedirnos que reconozcamos las partes principales del motor o cómo se realizan diversas operaciones como abrir el capó o desbloquear el volante. Practica todo esto antes de acudir al examen.

Estacionamiento: Es una de las pruebas más exigentes que nos pueden pedir durante el examen práctico de conducir. El aparcamiento en línea es el más complicado. Señaliza la maniobra, toma referencias y realiza la maniobra de forma tranquila sin subirte al bordillo y sin golpear a otros coches que puedan estar aparcados. A no ser que te exijan un hueco concreto, busca el que mejor te convenga, incluso puedes aparcar en batería, que es mucho más fácil.

Examinador y preguntas trampa: Es posible que a lo largo de la prueba el examinador nos ponga algunos obstáculos en el camino o nos pida hacer maniobras extrañas o nos haga preguntas trampa. Giros indebidos, localizar la documentación, encender y apagar las luces, regular la temperatura o comprobar algo del motor suele ser lo más habitual. Todo ello debes practicarlo con tu profesor antes del examen.

¿Con cuántos fallos se suspende un examen práctico de conducir?

En la prueba de conducción los examinadores deben ajustarse un criterio estandarizado de calificación. Hay tres tipos diferentes de faltas: Eliminatoria, Deficiente y Leve. Un alumno será declarado no apto cuando se den las siguientes circunstancias:

Con UNA falta ELIMINATORIA

Con DOS faltas DEFICIENTES

Con UNA falta DEFICIENTE y CINCO LEVES

Con DIEZ faltas LEVES

Las diferentes consideraciones por las faltas están establecidas en los criterios de calificación de la Dirección General de Tráfico.

Falta Eliminatoria (E): Todo comportamiento o incumplimiento de las normas que supongan un peligro para la integridad o seguridad propia o de los demás usuarios de la vía. También se considera falta eliminatoria el incumplimiento de cualquier señal reguladora del tráfico que estén tipificadas como infracciones graves o muy graves.

Falta Deficiente (D): Acciones o incumplimientos de normas que obstaculicen, impidan o dificulten notablemente la circulación de otros usuarios. Asimismo también está incluido el incumplimiento de señales reguladoras que no constituyan una falta eliminatoria.

Falta Leve (L): Todo comportamiento o incumplimiento de normas que no constituyan una falta eliminatoria o deficiente, así como el manejo incorrecto de los mandos del vehículo sin perjuicio de que este hecho pueda ser valorado como falta de mayor gravedad.

Dónde consultar el resultado del examen práctico de conducir

Tras la dura y angustiosa prueba, el examinador analizará el examen para determinar si eres apto o no en función de los posibles fallos que hayas cometido. El resultado quedará registrado en la base de datos de la DGT el día siguiente a la realización del examen a partir de las 17 horas. Hay tres formas de consultar los resultados:

 

Por Internet: Con tus datos personales (DNI, fecha de nacimiento, fecha de examen y el tipo de examen al que te has presentado. Todo ello a través del portal específico de la DGT.

A través de la aplicación miDGT: Disponible para cualquier dispositivo móvil es la forma más cómoda y rápida. Basta con indicar los datos anteriormente mencionados y podrás saber al instante si has aprobado o no.

Presencialmente: Es la forma más lenta y engorrosa, aunque también es posible saber el resultado del examen acudiendo a cualquier Jefatura de Tráfico. Acude con cita previa y con tu DNI y te dirán la nota.

Sabemos que sacarse el carnet de conducir no es nada fácil, pero merece la pena. Las ventajas que ofrece superan con creces a los breves momentos de dificultad y angustia. Ahora sólo te hace falta echar un vistazo al catálogo de coches nuevos, aunque también tienes a tu alcance una larga colección de coches de segunda mano. Si no sabes cual escoger te ayudamos a elegir los mejores coches para principiantes en nuestro concesionario.